Lo bueno de llevar una mochila portabebés es que siempre que tengamos que ir a algún sitio y queramos traer a nuestro hijo, dispondremos de una herramienta que nos hace la opción de transporte mucho más sencilla.